18 mayo 2007

Jiutepec Joya de Progreso


Desde que tengo memoria, el carnaval y los festejos religiosos que tienen lugar en los diferentes municipios de nuestro estado, consisten más o menos en lo siguiente: un mercado de comida y productos diversos, alguno que otro concierto -casi siempre de bandas de viento o gruperas-, un baile a cargo del “sonidero” de moda, venta de alcohol, juegos mecánicos y fuegos artificiales.

Agregando las costumbres particulares, propias de cada sitio, como el brinco del chinelo en Tepoztlán o en Jiutepec, estas son las actividades que generalmente organizan los ayuntamientos para la celebración de las fiestas locales.

Pensar en el tipo de entretenimiento que proponen nuestras autoridades (que son quienes organizan estos eventos) resultará en la conclusión, de que las ferias municipales están pensadas exclusivamente para hacer negocios. Por ende, la forma de diversión que se propicia es una: el consumo.

Todos hemos vivido. En Cuernavaca, cualquier visita a la feria de Tlaltenango o a la Feria de la Primavera lo confirmará. Se trata de que las familias pasen su tiempo comprando en espacios logísticamente diseñados en beneficio de los comerciantes, y no en el público que asiste en busca de opciones de diversión. Este fenómeno puede dar una pista de lo que nuestros gobernantes piensan que es el entretenimiento familiar.

Salvo contadas excepciones, como en la feria de Tlayacapan, los ayuntamientos casi nunca programan alternativas de entretenimiento gratuito que contengan propuestas culturales de calidad, o que tomen en cuenta los diferentes tipos de público.

Asimismo, y haciendo a un lado la celebración de las fiestas, y los eventos contratados expresamente para las mismas, el resto del año los municipios (exceptuando Cuernavaca) quedan casi abandonados en relación con la organización de actividades culturales.

Actualmente, y a raíz del cambio de gobierno, Jiutepec vive una transformación importante en este aspecto. Después de vivir completamente a la sombra de Cuernavaca y de no contar ni siquiera con una casa de cultura, este año ha comenzado a vislumbrarse un mejor futuro, gracias a una interesante iniciativa. Recientemente, y con apoyo ciudadano, se ha formado el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Jiutepec; un organismo que funcionará a través de la Jefatura de Cultura, la Secretaría de Desarrollo Humano y la Dirección de Educación del municipio.

Este Consejo ha empezado ya a dar muestras de trabajo. Hace poco, por ejemplo, se lanzó una convocatoria abierta para participar en el primer foro de consulta ciudadana, el cual tuvo el objeto integrar diversas propuestas en el proyecto municipal de los próximos 3 años.

Asimismo, las primeras actividades organizadas por este comité se concretaron la semana pasada en una serie de eventos de buen nivel cultural, que el público jiutepequense acogió gratamente.

De manera insólita, este municipio fue incluido como una de las cedes de la Muestra Internacional de Teatro EOZ 2007. La obra de teatro Historia de un amor del grupo polaco-holandés Canoa fue la primera en hacerse presente.

La celebración del Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor fue el motivo para la presentación de tres libros: De rebeldes fe, de Víctor Hugo Sánchez Reséndiz, Atardecer en Mariano, de Ángeles Rivera, y Deversolo, de Daniel Zetina. Estas actividades se llevaron a cabo en el atrio y las caballerizas del Exconvento de Santiago Apóstol un espacio hasta ahora desconocido y estéril.

Como parte de los festejos por el Día Internacional de la Danza se presentó también la opera lírica Carmen interpretada por el Ballet de Cámara del Estado de Morelos, en el Jardín Guayacán de este mismo municipio.

En Jiutepec hacen falta foros para los creadores locales. Esta localidad morelense cuenta con 8 bandas de música, numerosos grupos de rock y conjuntos gruperos, corridistas, movimientos alternativos, artistas plásticos y visuales, escultores y más de 60 talleres de cerámica.

En un estado en el que tradicionalmente todo tiende hacia el centro, es loable el esfuerzo ciudadano y municipal que se esta realizando en materia de cultura. En el transcurso de este año Jiutepec ha podido presenciar ya danza, teatro y actividades literarias. Una prueba de las buenas intenciones del gobierno de Jiutepec, que ha sabido integrar a la ciudadanía en un proyecto ambicioso, necesario y engrandecedor para un municipio que empieza a entender y cultivar su propia identidad.
Isadora Escobedo
Publicado en el Regional del Sur el 15/05/07

No hay comentarios.:


Damir Niksic

Border. Kendell Geers

Weros. Kendell Geers

Frida Kalho. Yasuma Morimura

Gudmundson