21 julio 2007

México en Irlanda


Pensar en la relación que mantiene nuestro país con la República Irlandesa remite casi únicamente al no muy grato recuerdo del autoexiliado ex presidente Salinas de Gortari. Sin embargo, hay muchos más lazos que nos unen a esas alejadas y húmedas tierras.
Históricamente, existe una anécdota curiosa que hermana a los dos países. Durante la guerra de México y Estados Unidos sucedida entre 1846 y 1948, los soldados irlandeses fueron fuertemente discriminados por los mandos estadounidenses, debido motivos religiosos. Esta situación, en la que los católicos irlandeses, se encontraron encallados en un ejército de mayoría protestante, hizo que, poco a poco, se sintieran más cercanos a la causa mexicana que a la supuestamente propia.
Para apoyar las deserciones, el gobierno mexicano ofreció tierras a aquellos soldados que desamparando su bandera se unieran a la lucha en defensa del territorio nacional. Así, el Batallón de San Patricio, tuvo su primer combate en 1947, en la ciudad de Monterrey, resultando vencedores.
Los San Patricios llegaron a tener entre 300 y 800 soldados irlandeses, quienes sirvieron fielmente al ejército mexicano, hasta que la guerra se perdió en 1948. Los miembros del Batallón fueron capturados, torturados y asesinados.
Actualmente existe, en su memoria, un monumento erigido en la ciudad de México que dice: En memoria del Capitán John Riley de Clifden, Fundador y Líder del Batallón de San Patricio, y de los hombres bajo su mando que dieron sus vidas por México durante la Guerra EE.UU.-Mexico de 1846-1848.
Más recientemente, y por temas menos dolientes, nuestro país se ha hecho presente en la republica irlandesa gracias al enorme éxito de los guitarristas Rodrigo y Gabriela. Una pareja de músicos que empezó tocando en las calles y bares de Dublín hasta que lograron grabar su primer disco. En adelante todo ha sido cuesta arriba. Actualmente, con el lanzamiento de su nuevo disco se encuentran en la posición número 1 de Irlanda y realizan una larga gira promocional por Europa y Estados Unidos.
La música de Rodrigo y Gabriela combina el folclor tradicional mexicano con heavy metal y melodías de guitarra clásica. Una inusual mezcla que, conjuntada con una limpia ejecución musical, resulta en una propuesta que encanta a los irlandeses, un pueblo para el que la música esta siempre presente en la vida cotidiana y en el que la fiesta, el baile y la cerveza son parte fundamental de la idiosincrasia.
En otros temas, la ciudad de Dublín cuenta con una unidad de Amnistía Internacional en apoyo a México. Este grupo se ocupa de ejercer presión internacional sobre todo de temas que afecte la violación del los derechos humanos y asuntos de género. Últimamente, trabajan en respaldar la exigencia al gobierno federal por el esclarecimiento de la muerte de la abogada Digna Ochoa; la violación y muerte de Ernestina Ascencio Rosario, la anciana que fue violada tumultuariamente y asesinada el pasado 26 de febrero por efectivos militares destacados en el poblado de Soledad Atzompa, en Zongolica, Veracruz; y las muertes y desapariciones acaecidas en Oaxaca.
Asimismo, existe también un grupo de apoyo zapatista que realiza diferentes actividades para difundir la causa indígena en Irlanda. La próxima semana, por ejemplo, tendrá lugar una charla en la que, maestros oaxaqueños hablaran sobre la situación del gremio, y sobre el contexto social y político del ebullente estado oaxaqueño.
En el ámbito cultural, este año dos poetas han visitado la isla. Fernando Segovia, (quien propósito, radica en Cuernavaca), ofreció, entre otras cosas, una conferencia en la que ahondó sobre la relación poética entre Octavio Paz y Luis Cernuda. Asimismo, en marzo, Miriam Moscona visitó el Centro de estudios mexicanos de la ciudad de Cork en el marco del simposium anual de cine mexicano.
En el ámbito de las artes visuales el artista Jorge Satorre, se hizo ganador de una residencia en el Museo de Arte Moderno de Dublín de enero a mayo de este año. Próximamente, la fotógrafa Silvia González de León inaugurará la exposición Cardboard & Light en la galería del centro cultural Temple Bar.
La embajada mexicana calcula que en toda Irlanda sólo viven unos 300 mexicanos, una cifra minúscula comparada con la cantidad de inmigrantes que habitan en cualquier otro país europeo, especialmente en España, Francia o Alemania. Sin embargo, la comida mexicana gusta a los irlandeses y extrañamente a la poca población de paisanos en este país el nombre de México suena frecuentemente.
Isadora Escobedo
Publicado en el Regional del Sur el 04/07/07

Aciertos y desconciertos en el INBA

El nombramiento de María Teresa Franco como directora del INBA trajo consigo los consecuentes cambios sexenales, en lo relativo a la elección de aquellos que dirigirán las instituciones culturales hasta el 2012.
En el Distrito Federal, poco a poco, los cambios se han empezado a notar y con ello se vislumbra también el perfil que seguirán las instituciones en juego. En algunos casos se trata de una especie de ajedrez, en el que se reacomodan piezas, trasladando directivos de un recinto cultural a otro. En otros, se abre la puerta a nuevas voces, cediendo la oportunidad de participar en la construcción del proyecto cultural nacional.
Además de los movimientos ya realizados por la directora del INBA, el destino ha movido también sus propias piezas. La repentina muerte de Mercedes Iturbe y del curador Príamo Lozada, han dejado huecos importantes en lo que se refiere, sobre todo, a la producción artística más actual.
Iturbe, directora del Museo de Bellas Artes durante el sexenio de Fox, se caracterizó siempre por ser una brillante gestora. Varios estados tuvieron la oportunidad de comprobarlo. Después de estar a cargo del Cervantino, siguió su carrera como directora del Instituto de Cultura de Morelos (época en la cual, el Instituto vivió momentos de gloria resaltando la enorme apertura en materia de música y teatro). Durante los últimos 6 años, en su más reciente gestión, se llevaron a cabo importantes exposiciones, resaltando las retrospectivas de Gironella y Orozco.
Con el último cambio de sexenio, Iturbe fue asignada al Museo de Arte Carrillo Gil, uno de los recintos más destacables, dedicados al arte contemporáneo. No obstante, y aunque este movimiento daba oportunidad de atraer inversiones privadas sobre el MACG (esta era la mejor cualidad de Mercedes), la elección no parecía del todo acertada ya que Iturbe estaba especializada en el arte moderno y no en el contemporáneo.
Su lamentable muerte provocó que, en sustitución, fuera nombrada Itala Schmeltz, antigua directora de la Sala de Arte Público Siqueiros, quien durante su gestión revitalizó enormemente este centro cultural (hacia mucho tiempo anquilosado por su naturaleza monotemática); Y no solo eso, sino que supo lidiar con un puesto difícil que, debido a que su ubicación geográfica, luchaba contra sí mismo, y contra la abrumadora competencia de otros recintos mejor ubicados, con mayor presupuesto y más margen de acción.
Con la muerte de Iturbe, el destino del MACG dio un vuelco inesperado, que crea grandes expectativas a su alrededor, ya que, con Schmelz a la cabeza, es casi una garantía que se mantendrá una línea experimental y de vanguardia, además de un criterio inclusivo para los artistas emergentes, cuestión que no se aseguraba con Iturbe en la dirección. Dicho sea de paso, para Teresa Franco, la sustitución Ashida por Iturbe no parecía lógica, ni acertada, contrariamente a la nueva designación de Schmeltz, curadora independiente que ha realizado proyectos internacionales de gran nivel y especialista en arte contemporáneo.
Otro recinto cultural que vive más o menos la misma situación de incertidumbre es el Museo Nacional de la Estampa, un sitio que hasta la brillante gestión de María Eugenia Rabadán, durante el sexenio de Fox, se había dedicado a chuparse el presupuesto nacional con exposiciones baratas de amigos de la directora, al más puro estilo de la Tallera de Sequeiros.
Bajo la directiva de Rabadán, el MUNAE se ha transformado, a través de un minucioso empeño de depuración interna, hasta convertirse en un centro cultural digno, verdaderamente preocupado por la labor cultural, el estudio de su acervo y una constante intención por involucrarse en proyectos contemporáneos. Una ardua tarea si se tiene en cuenta que su presupuesto anual es francamente reducido, que no cuentan con una sociedad de amigos y que arrastran una historia de desprestigio, pasividad y falta de criterio.
Por otro lado, la reciente muerte de Príamo Lozada durante la Bienal Venecia sitúa al Laboratorio Arte Alameda en una situación de crisis, ya que si bien su directora Paloma…. se hacia cargo de la gestión cultural, todo el peso de la programación cultural estaba sostenida por los hombros de Lozada quien era una especie de poder detrás del trono y, para no restarle mérito, uno de los curadores de arte contemporáneo más importantes del país. Su deceso hace sonar nombres como el de Elías Levín, profesor de la facultad de Artes de la UAEM, Cuahutémoc Medina, José Manuel Springer, entre otros.
Habrá que esperar.
Isadora Escobedo
Publicado en el Regional del Sur el 26/06/07

Sicko. Nuevo documental de Michael Moore

El documental Sicko de Michael Moore hizo premier el pasado 29 de junio en Estados Unidos. Este trabajo es una crítica al sistema de salud norteamericano en el que 45,000 de personas no reciben un servicio adecuado, y muchos otros no disponen siquiera de un seguro médico. En esta situación, la venta de pólizas resulta en el beneficio de aseguradoras y farmacéuticas.
Michael Moore es el controvertido director del documental Masacre en Columbine realizado a partir de lo sucedido en Estados Unidos el 20 de abril de 1999, cuando dos estudiantes dispararon con metralletas contra otros estudiantes y maestros, muriendo 13 personas. Ganadora del Oscar a la mejor película documental 2002, este largometraje es una brillante exploración analítica sobre la violencia y política interior armamentista de Estados Unidos.
El siguiente trabajo de Moore, ya entonces afamado crítico antibelicista del gobierno de su país, es el documental Fahrenheit 9/11, ganador del premio Palma de Oro en el festival de Cannes 2004.
El título de la cinta proviene del intertexto Fahrenheit 451 título de una de las novelas más importantes (1951) del escritor norteamericano Ray Bradbury. Es un libro al estilo de 1984, de George Orwell o Un mundo feliz, de Huxtley, en los que se narran historias sobre un mundos occidentales esclavizados por los medios de comunicación, las drogas tranquilizantes y el conformismo; mundos decadentes en los que, para poder escapar, hace falta huir y convertirse en un disidente.
A 451 grados farenheit es la temperatura a la que el papel arde espontáneamente. En esta novela, los bomberos no se dedican a apagar incendios, sino a provocarlos, para así, apagar la fuente que, según ellos, carcomía los cerebros: los libros. Para los interesados, Fahrenheit 451 tiene también una adaptación cinematográfica homónima (1967) hecha por el director francés Franςois Truffaut.
La segunda parte del título es más evidente: el 9/11 hace referencia a los atentados del 11 de septiembre de 2002 en que murieron más de 3000 personas y que significó un golpe a la sede económica de los Estados Unidos por parte de los grupos extremistas árabes.
La trama de la cinta se divide en dos partes. La primera consiste en un resumen de la vida el presidente de los Estados Unidos George W. Bush. En la que se evidencian actos de tráfico de influencias, nepotismo y se pinta a Bush hijo como un hombre mediocre que llegó a ser presidente debido al fraude y las influencias de Bush padre en las elecciones presidenciales del año 2000.
La segunda parte del documental muestra las relaciones comerciales, basadas en el petróleo que desde hace años se mantienen entre la familia Bush y la Bin Laden, y como dichas conexiones han ido minando el prestigio de la familia a partir del 11 de septiembre.
Esta vez, Moore, quien es también el productor de la película El Pianista, presenta su nuevo trabajo como una afrenta al gobierno del Bush y Clinton y como una revelación del hecho de que 45 millones de personas se encuentren sin servicio de salud pública en el país más rico del mundo.
Este documental se presentó ya en el Festival Internacional de Cannes 2007 y aún cuando no se ha realizado la premier en Estados Unidos es ya motivo de polémica, ya que su director está siendo investigado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por una posible violación del embargo comercial que Washington aplica contra Cuba desde 1962.
La querella se debe a que el cineasta viajó a la isla caribeña junto a una decena de trabajadores de los servicios de emergencia que participaron en las labores de rescate el 11-S para que fueran tratados de los padecimientos originados en la tragedia del World Trade Center y a quienes se les negó la asistencia médica. Con estos actos Moore toco, una vez más, una vieja llaga del gobierno norteamericano: Cuba.
Este prometedor documental se presentará próximamente en nuestro país.
Isadora Escobedo
Publicado en el Regional del Sur el 19/06/07
Loading...

Videoarte. Jan Svankmajer

Loading...

Damir Niksic

Border. Kendell Geers

Weros. Kendell Geers

Frida Kalho. Yasuma Morimura

Gudmundson